El rojo asciende a cerca de 4 mil millones de pesos

El Ejecutivo municipal buscará reducir notablemente el año próximo el déficit que heredó de la gestión anterior: unos 3.860 millones de pesos, y llevarlo a 1.700 millones.

Así lo anunció ayer en el marco de la presentación del presupuesto 2020, que fue acompañado de un decreto de emergencia, ahorro y austeridad con el objetivo de hacer frente a la situación que atraviesan las cuentas de la ciudad. El mismo prevé recortar gastos superfluos de autos para funcionarios, racionalizar el uso de recursos para eventos públicos, eliminar el gasto de papel e impresión y disminuir drásticamente todo tipo de erogación que no sea imprescindible para el funcionamiento de áreas críticas.

A su vez, el Ejecutivo solicitó al Concejo continuar con una herramienta normativa que utilizó Fein: la delegación de facultades para actualizar el boleto de colectivos en cuatro meses del año: febrero, mayo, agosto y noviembre. Además, el equipo de Hacienda propone una actualización de la Tasa General de Inmuebles (TGI) y emitir Letras por 500 millones de pesos de deuda de corto plazo para gastos corrientes.

Si se aprueba el pedido, el intendente podría subir el boleto siempre acorde a un tope del 90 por ciento del valor que arroje el estudio de costos elaborado por el Ente de la Movilidad y al índice de variación salarial que arroja el Indec.

«En transporte pedimos un texto ordenado de las ordenanzas que estuvieron y están vigentes, con una actualización trimestral con topes. Bajo estos parámetros lo enviamos al Concejo. Queremos que el intendente tenga la potestad, pero no habrá incremento de tarifas en el corto plazo. Estamos a la espera de los subsidios nacionales y provinciales y del boleto educativo gratuito, con la idea de que no incidan para no sufrir nuevos incrementos, ésta es nuestra voluntad», indicó ayer el secretario de Desarrollo Económico y Empleo del municipio, Sebastián Chale.

<strong>TGI con techo</strong>

Otro de los puntos que confirmó en su exposición el secretario de Hacienda municipal, Diego Gómez, es la recuperación de la TGI en relación a la inflación acumulada del año y en forma complementaria la autorización para aplicar un mecanismo de actualización trimestral que estará atado al coeficiente del servicio de recolección de residuos.

Por un lado se solicita aumentar el gravamen municipal con un techo fijado por la inflación 2019, que ronda el 54,4 por ciento. Cabe aclarar que los meses de enero y febrero ya tienen confeccionados los valores sin estos cambios y se distribuirán de esa forma.

Pero de aprobarse esta modificación, la recuperación de la TGI versus la inflación podría comenzar en marzo. Luego, sobre el último trimestre del 2020, la gestión Javkin pretende actualizar la suba de los servicios de recolección y trasladarlo a la tasa.

En líneas generales, la administración prevé para el año que viene gastos por 36.600 millones de pesos, pero recursos por 34.874 millones. Se hizo en base a una inflación del 34 por ciento y un tipo de cambio de 67 pesos.

En su primera aproximación a los números que dejó la gestión socialista, Gómez estimó un déficit 2019 de 3.860 millones de pesos, una deuda de 1.200 millones de pesos y un stock de deuda de 4.000 millones.

En cuanto al convenio de salud con la provincia, se mantendrá vigente con un aporte de fondos santafesinos de 3.600 millones. La mitad de los recursos son de origen municipal y el resto aporte coparticipados de Nación y provincia.

Para entender la compleja situación financiera en la que se encuentra el Palacio de los Leones vale un dato: entre amortización de deuda e intereses se produce casi el mismo porcentaje que los gastos de capital para obra pública; un 10 por ciento. Y el 80,2 por ciento para el pago de personal y gastos corrientes.

En cuanto a la finalidad social del gasto; el 57 por ciento estará volcado a las áreas sociales, cumpliendo la tradición progresista.

Se mantiene el plan Abre por 1.220 millones de pesos aportados por la Casa Gris dentro de un total de obras por 9.200 millones, fundamentalmente de bacheo, pavimentación, veredas y desagües.

<strong>Planes de pago</strong>

Dentro de los mensajes enviados ayer, se establece un régimen de regularización hasta el 30 de abril para la TGI, Drei, tarifa de residuos y patentes.

Quienes paguen al contado tendrán una quita del 50 por ciento en intereses resarcitorios. También habrá planes de 36 hasta 60 cuotas con bonificaciones.

A excepción de las faltas graves, quienes tengan que abonar contravenciones podrán hacerlo con pago contado y una quita del 60 por ciento, o planes de 12 y 24 cuotas con distintos beneficios. Se plantea una rebaja del Drei a través de una actualización de las bandas de facturación para la aplicación de alícuotas y sus bonificaciones para el comercio. Esto implica no incrementar a quienes suban de categoría.

<strong>Austeros</strong>

En los próximos días llegará al Concejo el decreto de austeridad planteado por la Intendencia y que invita a adherir al Concejo. Abarcará a todas las áreas y plantea racionalizar recursos y eliminar gastos superfluos. “No será una expresión de deseo, sino que se fijarán metas alcanzables y verificables”, explicaron.