El municipio labró más de 2.600 actas en tres meses por doble fila

Unas 2.600 actas por doble fila fueron labradas en los últimos 3 meses por la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana de la Municipalidad de Rosario, en el marco de una campaña de seguridad vial desarrollada contra esta infracción tan frecuente en la ciudad y que genera múltiples inconvenientes y riesgos al volante.

Según precisó el funcionario, en los últimos 3 meses se labraron 2.642 actas por dejar el vehículo en doble fila y en 558 casos se procedió a la retención de la licencia de conducir. Estas últimas tareas estuvieron a cargo por la Dirección de Fiscalización del Transporte.

Durante septiembre fueron 807 las actas realizadas, 1017 en octubre y 818 a lo largo de noviembre. “A principio de octubre, desde la Municipalidad de Rosario lanzamos una campaña contra la doble fila en el tránsito rosarino, en base al refuerzo de acciones preventivas y de control sobre esta infracción”, recordó y remarcó que a un mes de iniciadas las acciones ya se habían labrado más de mil actas en ese sentido.

“Seguimos trabajando para erradicar esta conducta de la conducción en base a un esfuerzo sostenido de las áreas de Control, no sólo en la sanción sino sobre todo, en las tareas de concientización sobre los conductores”, sostuvo el secretario Guillermo Turrin.

La campaña contra la doble fila, que se lanzó en septiembre pasado, apunta a la concientización acerca de los alcances, riesgos y consecuencias de detenerse en paralelo a los autos estacionados. Aunque las acciones se focalizan en la educación vial, también se intensificaron los controles a fin de detectar la infracción.

La iniciativa cuenta con la colaboración del Sistema Integrado de Denuncias de Accidentes de Tránsito (Sideat) y consiste en recorridas por las zonas con mayor flujo vehicular del centro y macro centro, de parte de los denominados divulgadores, a cargo de las tareas educativas y también de inspectores, atentos a la comisión de la falta.

El secretario explicó que “los divulgadores se acercan al conductor detenido en doble fila para señalarle que dejar el auto en línea paralela a los coches estacionados debidamente, está prohibido en cualquier circunstancia. También se hace hincapié en las consecuencias que este accionar individual provoca en la circulación tanto vehicular como peatonal”.

Sin embargo, la campaña no sólo se limita a sensibilizar y educar a los conductores. “La iniciativa tiene su otra pata en el rol de control del Estado y la aplicación de las normas en relación a esta irregularidad”. Son los agentes de la Dirección General de Tránsito, quienes tienen la responsabilidad de aplicar la normativa y labrar las actas correspondientes.

Las sanciones, en tanto, están determinadas en el Código de Tránsito que establece pagos de entre 25 a 75 unidades fijas (UF) –equivalentes al precio de un litro de nafta especial según el Automóvil Club Argentino- o bien la inhabilitación para conducir por hasta 30 días.