El dramático momento que se vivió en la Primeira Liga y podría haberle costado la vida a un arquero

Portimonense recibía a Sporting Lisboa por la liga local de Portugal, cuando a los 43 minutos de juego Romain Salin quiso evitar un gol, impactó su cabeza contra el poste y quedó convulsionando. Rápido de reacción, Sebastián Coates lo socorrió y pidió asistencia. Posteriormente el arquero fue sustituido.