El Concejo busca afianzar el reclamo para que regrese el fondo sojero

Las bancadas del Frente Progresista y del justicialismo en el Concejo Municipal tratarán de aprobar hoy sobre tablas una declaración para que el gobernador Miguel Lifschitz, la Legislatura provincial y los legisladores nacionales santafesinos arbitren los reclamos y pidan la anulación del decreto del presidente Mauricio Macri que elimina el fondo solidario sojero.

La exhortación necesitará del voto favorable de las dos terceras partes del cuerpo, pero los promotores de la misma podrían alcanzarlo si logran el apoyo del bloque de Ciudad Futura y de la edila Fernanda Gigliani (Iniciativa Popular), entre otros.

El autor de la iniciativa es el socialista Horacio Ghirardi, titular de la bancada del Frente Progresista, quien solicitó a sus colegas Roberto Sukerman y Norma López, del Frente para la Victoria, aunar las voluntades en un mismo texto, ya que estos tenían en mente y redactada otra resolución. El consentimiento fue dado.

El fondo sojero implica un recorte para la provincia de 1.200 millones de pesos para lo que resta de 2018 y de unos $2.400 millones para 2019, según un estudio perteneciente al conjunto de los concejales justicialistas. Según las mismas aproximaciones, la ciudad de Rosario perderá $113,4 millones en lo que resta del año y $226,8 millones el año que viene.

Ghirardi dijo que la resolución «encomienda al Poder Ejecutivo provincial y a la Legislatura que arbitren las medidas administrativas, políticas y jurídicas para volver atrás la situación».

«A la vez —agregó Ghirardi— le encomienda al gobernador iniciar acciones junto a los legisladores nacionales santafesinos para propender a anular el decreto de necesidad y urgencia (DNU)».

El debate, si es que despierta la respuesta del bloque de «Cambiemos», puede tornarse caliente en la sesión de hoy, con el antecedente de últimas sesiones donde las pasiones no pudieron ser frenadas por el presidente del cuerpo, Alejandro Roselló, que en general trata de que los oradores se limiten a hablar de las cuestiones en tratamiento.

La intención de quienes motorizan la declaración política es que sea lo suficientemente elocuente para que legisladores de otras provincias y concejales de otras ciudades la repliquen en cadena, como un clamor que nace del interior argentino.