El comercio le pidió a Lifschitz bajar costos impositivos y la ley de ART

Los representantes de la Federación de Centros Comerciales (Fececo) fueron recibidos por el gobernador, Miguel Lifschitz, para dialogar sobre la situación del sector y las posibles herramientas que le permitan sortear con mayor facilidad la crisis.

Ricardo Diab, presidente de la Asociación Empresaria de Rosario dijo a la salida del encuentro que el motivo de la reunión fue «la situación económica no solo de Santa Fe sino de todo el país» y que «días atrás los comerciantes le manifestaron su preocupación al presidente de Fececo y hasta se analizó el pedido de declaración de emergencia para el sector y otros temas que tienen que ver con Ingresos Brutos y cuestiones impositivas».

Al ser consultado sobre cuál fue el pedido concreto sobre Ingresos Brutos (IB), Diab respondió: «Siempre pedimos una rebaja. Pero imaginémonos que el Estado ya tiene un ingreso previsto y tiene que pensar cómo sustituirlo. Pero siempre lo solicitamos. Nosotros queremos pagar lo menos posible o no pagarla. pero hay alícuotas que arrancan en los 3,6%».

En tanto, el presidente de Fececo, Adrián Schuck, ante la pregunta de qué les dijo el gobernador sobre la posibilidad de empezar a bajar Ingresos Brutos, dijo: «Lo que estamos pidiendo es que por lo menos no aumente. Esto formaría parte de algo nacional y nosotros le pedimos que lo empiecen a trabajar con otros gobernadores y que este impuesto se empiece a acomodar para el futuro. Pero tendríamos que hablar de una modificación total de la parte tributaria nacional».

Schuck reconoció que este pedido está condicionado por el pacto fiscal firmado por las provincias y Nación en noviembre del año pasado. «Incluso en el pacto fiscal se le bajó ingresos brutos a otros sectores y no se le puso un techo a ese impuesto para el comercio. Hoy ese techo es el 5% y si bien estamos protegidos por la ley pyme hasta el 31 de diciembre de 2019, después de esa fecha no sabemos qué puede llegar a pasar con este impuesto», explicó.

«Con Ingresos Brutos –amplió– nosotros decimos que necesitamos una mejor simetría. Hay impuestos sobre el capital que no guardan una simetría con Ingresos Brutos. Hoy IB está 10 veces por arriba del Inmobiliario rural y urbano».

Schuck también reconoció que sus pedidos tienen un límite. «Somos conscientes que no podemos tocar mucho una caja provincial en la que cuatro de cada cinco pesos que ingresan de fondos propios a la provincia los aportan los comercios, los servicios y las pyme. Pero pedimos que gradualmente se vayan tocando estos indicadores para que IB no esté en el nivel que está hoy, que va de 2,76 al 5%. Este impuesto atenta contra los precios de los productos y lo terminamos pagando todos. Esto se está trabajando en la mesa tributaria hace dos o tres años y es un pedido de nuestro sector», remarcó.