El Charrúa : «Sigue sin poder ganar»

Central Córdoba recibió este miércoles a Midland en una jornada en la que buscaba volver a sumar, luego de haber roto la mala racha el fin de semana en cancha de San Martín de Burzaco. El Charrúa siguió sin convertir en casa, pero se mantuvo firme en el fondo y obtuvo su primera valla invicta en el torneo.

Fue un partido mal jugado y con poco fútbol. Midland tuvo presente que el empate le servía, más aún teniendo en cuenta que en la próxima fecha tiene el clásico con Ituzaingó, y llegar sumando era negocio. Para Central Córdoba, el objetivo era convertir en casa y ganar, pero falló en la creación.

El primer tiempo fue parejo, aunque pareció que la visita era un poco más fino a la hora de atacar. Saucedo era la salida limpia en el Gabino Sosa, pero faltaba unir al volante, que salía muy abajo con la pelota en el pie, con el ataque. A base de centros, el Funebrero tuvo las más claras de la primera etapa. En tanto el Charrúa sólo metió dos débiles disparos.

Ya en el complemento, el local tuvo dos, una con Tedesco, que fue ahogado por Mansilla y se le fue larga, y luego la más clara de la jornada. Tedesco habilitó a Cereseto, que definió ante la salida del arquero, pero el uno ganó el duelo abajo. Sobre el final, un mal rechazo de Pollachi casi termina en un gol de carambola, pero Ojeda reaccionó a tiempo.

Sin grandes posibilidades de convertir, Central Córdoba al menos no recibió goles en contra, algo que es un avance. Será cuestión de seguir trabajando en la creación, donde este miércoles no tuvo éxito. Poco a poco, el Charrúa comienza a tomar vuelo.