El Charrúa con un pie y medio afuera

Central Córdoba tenía que superar a Luján en el Gabino Sosa para esperar algún traspié de sus rivales y lograr así ilusionarse con entrar al Reducido. Sin embargo, nada de eso ocurrió, quedó a 6 del G8 con la misma cantidad de puntos en juego y una importante distancia en diferencia de gol.

El partido se le hizo duro al Charrúa, que, aunque al principio empezó mejor, comenzó a verse superado por el Lujanero, que a los 28 encontró el primero gracias a Santagati. Y luego, gracias a Giroldi, todo terminó igual antes del descanso.

El arquero local se hizo enorme y poco a poco se fue erigiendo como la figura de un equipo se veía superado por la visita. Recién sobre el final del primer tiempo, Central Córdoba tuvo sus opciones, pero ni Cereseto ni Pérez pudieron aprovechar las suyas.

El complemento fue más parejo, con un Azul volcado en ataque y Luján aguantando, buscando una contra para liquidar el juego. Recién en el cuarto de hora final el local pudo igualar, pero Yassogna no pudo vencer a un Quirós que estaba inspirado.

De tanto ir en ataque, Córdoba dejó espacios que fueron aprovechados sobre el final para liquidar el partido. Lucas Chambi clavó el segundo y sepultó las chances del Charrúa de, al menos, extender su buena racha en casa, donde no había perdido en el año.