El 32% de las personas que alquilan no pudieron renovar contratos en Rosario

La Concejalía Popular de Rosario emitió un informe que estima que el 32 por ciento de las personas que alquilan no pudieron renovar su contrato por los abusos inmobiliarios.

Según el documento, los altos precios, las presiones a la hora de renovar los contratos, las exigencias de garantías y los abusos llevan a los inquilinos a vivir en pensiones y, en los casos más extremos, en la calle.

El informe se realizó en base a los datos arrojados por 1.734 contratos de alquiler en Rosario, que tenían fecha de vencimiento en los cinco primeros meses del año.

De éste total de contratos analizados, se destacó que 558 no continuaron con la relación contractual, es decir, se rescindieron y la causa principal de ésta cancelación se debe a los altos valores de alquiler.

El segundo motivo fueron las exigencias de las inmobiliarias o propietarios para la renovación contractual, con cifras que triplicaban el valor del contrato de alquiler para poder renovar.