Dos empates y una derrota para los argentinos en otra jornada de Copa

River rescató un valioso empate en su visita a Internacional de Porto Alegre, que había comenzado con un contundente 2-0 de la mano de Nicolás López y Edenilson, pero se quedo y el último campeón de la Copa Libertadores llegó al 2-2 gracias a un penal de Lucas Pratto y un tiro libre magnífico de Nicolás De la Cruz.

Así, el Millonario quedó con tres unidades y en el tercer puesto luego de sus primeras tres presentaciones en el Grupo A (antes igualó 1-1 con Alianza Lima en Perú y 0-0 ante Palestino en Buenos Aires). Su próximo encuentro será el jueves ante el conjunto incaico en el Monumental.

La historia comenzó muy adversa para los dirigidos por Marcelo Gallardo. El uruguayo López (PT 17′) y el brasileño Edenilson (PT ’30) establecieron la ventaja del local, que era superior desde lo futbolístico, con dos definiciones certeras en el Beira Río.

Sin embargo, el equipo argentino no bajó los brazos y, aunque primero no sancionaron una clara falta en el área sobre Bruno Zuculini, un tiro libre de Cristian Ferreira derivó en una mano que el árbitro uruguayo Esteban Ostojich transformó en penal. Pratto lo cambió por gol cerca del final de la primera mitad (PT 41′) y les dio vida a los de Núñez.

Después, en el complemento, el nivel de Inter bajó considerablemente y así fue como River se adueñó de la pelota. La precisión del derechazo del charrúa De la Cruz, uno de los más resistidos por la hinchada, fue crucial para una pelota parada impresionante que sentenció el 2-2. Por eso, el sufrido empate vale más que un punto.

Bajo una intensa tormenta, Godoy Cruz empató 0-0 ante Deportivo Universidad de Concepción y se trajo un buen punto de Chile.

En un trámite muy parejo, la curiosidad estuvo en la cantiad de jugadores amonestados: a los 16 minutos del primer tiempo ya había cuatro con amarilla. Tal es así que a los 31´ Guillermo Pacheco por doble amonestación.

Lo más trascendente del primer tiempo fue cuando Santiago García tuvo una situación clarísima tras un rebote en el área pero no pudo definir para abrir el marcador.

En el complemento, el Tomba acentuó la superioridad y pudo ganarlo. Un centro desde la derecha terminó en la cabeza de Juan Martín Lucero, quien le dio buena dirección pero Cristian Muñóz, el arquero local, despejó la pelota. Luego el Tigre, ex Boca, le tapó una chilena a Victorio Ramis.

Por último, tras un córner, Lucero cabeceó y el balón dio claramente en la mano de Fernando Cordero pero el árbitro Braulio da Silva Machado no cobró nada.

Con el empate, el tercero de Godoy Cruz en tres presentaciones, el equipo de Lucas Bernardi quedó segundo en el Grupo C, a dos puntos del líder Universidad de Concepción. Hoy jugarán Sporting Crital (una unidad) y Olimpia (dos), que si ganan pasarán al Tomba.

Huracán perdió 2-1 como visitante de Deportivo Lara y quedó complicado en la Copa Libertadores: al cabo de tres fechas todavía no ganó y ocupa el último lugar del Grupo B.

El equipo argentino tuvo un primer tiempo terrófico, todavía peor que lo que venía mostrando en los últimos partidos por Superliga, donde tampoco da pie con bola. Fue un equipo desarticulado, sin alma y que lo empezó a perder desde el arranque gracias a un gol de penal de Bernaldo Manzano, por una infracción del paraguayo Saúl Salcedo.

Un corte de luz, flagelo usual de esta Venezuela, no fue suficiente para acomodar piezas y al rato llegó el segundo tras otra falla de los centrales. Esta vez obra de David Centeno. Y antes del descanso pudo ser goleada, pero Antony Silva salvó ante Gonzalo Di Renzo.

El Globo en ataque fue un cúmulo de arrestos individuales, generalmente con poca generación de peligro. En las dos más claras Briasco perdió ante Salazar.

En el complemento el equipo de Antonio Mohamed salió unos metros más adelante y rápidamente estuvo cerca del empate, pero Salazar volvió a vestirse de héroe, ahora ante Lucas Gamba.

Sin embargo, el propio Gamba tendría revancha unos minutos después: de un centro suyo desde la izquierda llegó el descuento porque Manzano se la llevó puesta contra su propio arco. Manzano, gran protagonista de la noche con un gol a favor y otro en contra, también dio la nota al irse expulsado por doble amarilla.

Huracán, sin embargo, lejos estuvo de poder aprovechar más de 20 minutos en superioridad numérica, casi no generó situaciones y terminó cayendo sin atenuantes ante un club que afrontó dos partidos en un mismo día: lo obligaron a jugar por la liga local el mismo día en que jugaba por Copa. Ah, y ganó los dos.