Domínguez: «No quiero estar por estar en Colón»

Eduardo Domínguez habló con La Primera por Radio Sol 91.5, donde hizo un balance de la temporada, en función de los objetivos que se traza el plantel.

En el inicio de la charla se le preguntó por el momento que atraviesa el plantel, y contestó: «Teníamos la ilusión de llegar más lejos en las competencias (Copa Sudamericana y Copa Argentina) y estar mejor en la Superliga, pero los números dicen que estamos de esta forma y el equipo está mostrando un momento de crecimiento, aprendiendo de los errores que cometimos y encontrando una nueva forma de jugar».

«Colón en más de 20 años solo compitió cuatro veces. Todos tenemos que aprender por más que tengamos muchos años o la experiencia que tiene José (Vignatti), ya que se renuevan las dirigencias y estatutos, hay que estar en el día a día. Son cosas que ya se las comenté al presidente. Tiene que haber un cambio de mentalidad, no quiero estar por estar, si me alcanza o no, si fue bueno o no mi trabajo… No tengo problema que se debata o que crea cada uno lo que quiera, estar por estar no me gusta, no me siento cómodo. Hay situaciones que uno cree que el club puede crecer mucho más, pero no las voy a hacer públicas, pero son cosas que se pueden hacer, otras que son difíciles de cambiar y otras que necesitan un proceso. Cuando uno pretende cambiar una creencia, una mentalidad o situaciones que son costumbre, es difícil, porque ya está instalado en el lugar».

Además, se le preguntó por su futuro y manifestó: «Todos dependemos de los resultados. Los técnicos estamos sujetos a los resultados, en el mundo. Hay un contrato pero no me ato a ellos, si estoy cómodo, me siento bien y tengo energías voy a buscar seguir, pero si la otra parte no está interesada para qué voy a forzar la situación. Si uno cree que puede cambiar y seguir mejorando, y no quedar por quedarme y que la mejora depende del trabajo de uno seguiré con el entusiasmo que tengo hasta hoy, pero sino para qué forzar una situación que uno ya sabe dónde va a terminar».

Y siguió sobre su continuidad y tiró: «Nos sentaremos a hablar cuando termine esto, para ver cómo seguir y si estamos de acuerdo continuaremos. Tengo contrato hasta junio del año que viene, me gusta respetar y cumplir con lo que se firma. Pero si la cosa no va de la mejor manera no me voy a refugiar en un contrato, si no va no va. Es más fácil de lo que se dice. En lo primero que estoy enfocado es en ganar el fin de semana y así sucesivamente y cuando finalice el semestre nos sentaremos con el presidente, evaluaremos, haremos un mea culpa sobre lo que sucedió, y si estamos en la misma sintonía seguiremos adelante, pero no se puede forzar una situación si no estamos en sintonía para seguir creciendo como institución».