Del Frade, Cavallero y Bilsa hablaron de corrupción policial y lavado de activos

Los diputados provinciales Carlos Del Frade (Frente Social y Popular) y Héctor Cavallero (Progreso Social) junto a la ex vicegobernadora peronista María Eugenia Bielsa trazaron ayer en conferencia de prensa un diagnóstico sobre el mapa criminal de Rosario y responsabilizaron al poder político por la falta de respuestas contra la corrupción policial, «eje articulador y cómplice de los grupos delictivos». En ese marco Cavallero dijo que la venta de drogas y la ausencia de controles sobre dudosas inversiones convirtió a Rosario en «la capital del lavado de dinero».

Del Frade abrió la charla con cifras del Ministerio de Seguridad de la Nación sobre el narcotráfico en el país. «En los últimos tres años la cocaína aumentó un 87 por ciento y las metanfetaminas crecieron un 2.200 por ciento».

Con ese contexto, la mención a las balaceras contra edificios ligados a la Justicia y los 192 homicidios contados este año en el departamento Rosario, Bielsa fue de lleno a un tema que atravesó casi toda la charla: la corrupción policial. Recordó como un mojón de esa tema el triple crimen de Villa Moreno (1º de enero de 2012) cuando el hijo de Sergio «Quemado» Rodríguez (condenado por el hecho) ingresó herido al Heca pero se omitió registrarlo en el destacamento policial. O el «crimen mafioso» del sargento Carlos Honores, el 5 de enero de 2012. Para Bielsa «esas fueron las primeras expresiones de la interna policial vinculadas a la venta de droga», enfatizó. Y explicó que esas situaciones fueron «advertidas y denunciadas por diferentes fuentes».