Debut soñado para el Pulguita en Colón

Luis Miguel Rodríguez demostró en su primer partido con Colón por qué el Sabalero se lo llevó de Atlético Tucumán y fue la gran figura de la victoria ante Argentinos.

El tucumano hizo el primer tanto del partido a los 17 del primer tiempo y a los 22 del segundo asistió a Heredia para el segundo, con un pase de tres dedos impresionante.

Como si fuera poco, pocos segundos después de la asistencia del 2-0, enfrentó mano a mano a Lanzillota y terminó generando la expulsión del arquero, que la tocó con la mano afuera del área para evitar lo que hubiese sido el segundo del Pulga, y el 3-0.