Damian Ledesma : “Pusimos los más grandes la cara”

Central Córdoba se está desmembrando de a poco luego de haber terminado el primer semestre del torneo. Luego de haber decidido la partida de Claudio Pochettino, el club también decidió reducir el presupuesto, y por eso definieron la partida de algunos de los hombres de más experiencia.

“Tuve una reunión con el presidente y me manifestó que la idea era achicar de nuevo el presupuesto, jugar con los chicos de la liga, no traer incorporaciones. Así que decidimos darle el paso. La idea de ellos es sanear el club y dejarlo sin deudas. Tienen muchos juicios, muchos problemas. La idea es reducir el presupuesto y encararlo con los chicos del club. Me dijo que prácticamente no me podían pagar, que yo decida si quería continuar o no con esto”.

Ya hubo un recambio este último torneo, quedamos cuatro o cinco titulares del año pasado y también hubo muchos chicos. La categoría es muy difícil y poner la cara era difícil. Ahora se han ido jugadores, se fue Grazzini, Ojeda, Delgado… Se fueron muchos jugadores que le servían con su experiencia al grupo”.

“La idea es esperar si sale algo. Yo acomodé el tema familiar en Rosario, así que la idea es esperar. Todavía me siento en condiciones para seguir un tiempo más, así que esperar a ver si sale algo. Se analiza todo, porque yo me había quedado acá por un tema familiar, lo pudimos resolver y la idea es continuar y seguir un tiempito más, sea en Rosario o en Buenos Aires. Donde sea, porque las ganas de jugar están”.

“La idea era poder estar en el Reducido, terminar el año entre los que juegan el Reducido. Pero fue muy irregular. Creo que hubo partidos que podríamos haber ganado, pero no pudimos convertir. Hicimos pocos goles. Mejoramos mucho defensivamente, pero bueno. Muchos chicos de la liga tuvieron la oportunidad ahora, y por ahí se hace difícil cuando el equipo no encuentra el funcionamiento y meterlos se hizo complicado”.

“Pusimos los más grandes la cara, tratamos de sacarlo adelante junto con el cuerpo técnico, pero no se pudo terminar de la mejor manera. La idea era este semestre arriesgar, pensábamos que nos faltaba un poquito e íbamos a entrar al Reducido, estábamos convencidos de que íbamos a llegar. Nunca se sabe en el fútbol, ojalá le vaya bien y puedan con los chicos encontrar los resultados que no se pudieron dar en el primer semestre”.

“Acá no se cobró fortuna. Nosotros colaboramos. Muchos chicos no cobraban, o cobraban un sueldo mínimo. Y por ahí los más grandes no teníamos tampoco un sueldo de jugadores de experiencia. Sí tratamos de colaborar. Uno sabe que en Buenos Aires son otros los sueldos. Acá se intentó hacer un sacrificio, dejar de lado lo económico y pelear por el ascenso. Para el club por ahí sí es mucho, pero acá no cobran fortuna”.

“Se estuvo tan cerquita de lograr el ascenso… Lo que nos habíamos quedado estábamos con esas ganas de pelearlo nuevamente, porque estábamos cerquita de entrar al Reducido, no es que tenemos dos puntos. Uno veía que por ahí con dos chicos más que puedan venir a colaborar se iba a hacer un poquito más fácil todo. Pero la decisión pasa por otro lado, y es lo que decide el presidente”.