Cunha presenció la carga de 40.500 toneladas de trigo y maíz con destino a Indonesia

El director para la Región Centro del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), Cristian Cunha, afirmó que “los $ 1.200 millones de pesos anuales que durante más de una década se pagaron en coimas, hoy ya no van a los bolsillos de las mafias, sino que están destinados a mejorar la producción agropecuaria para lograr cosechas récord, como la que estamos teniendo en esta campaña”.

Cunha realizó estas declaraciones en San Lorenzo, donde presenció la carga de 40.500 toneladas de trigo y maíz con destino a Indonesia, y luego de visitar la operativa de Terminal Puerto Rosario, que en los últimos años se ha transformado en un puerto multipropósito de referencia para el comercio internacional del país.

Esa lucha le valió el reconocimiento en noviembre pasado de la Red Global de Anticorrupción Marítima, por haber reducido en más de 90% los casos de corrupción en los puertos. “En 2015, Argentina estaba primera en el ranking mundial de los puertos más corruptos del mundo y hoy, gracias a un fuerte compromiso con las transparencia en los procesos, las terminales del Gran Rosario, que es por donde sale más del 70% de la cosecha, no figuran más en ese listado negro”, subrayó.

El director del Senasa explicó que una de las claves en el combate a las mafias fue que en 2017 “aplicamos una nueva normativa que obliga a realizar controles más estrictos y digitalizados en las bodegas de los buques, lo cual aceleró los procesos de certificación de la mercadería evitando el pago de coimas de hasta US$ 20.000 para obtener las habilitaciones”.

Pero, más allá de esta normativa, Cunha sostuvo que “acá lo más importante es el cambio cultural que pudimos generar, principalmente a partir de la voluntad y el compromiso, para demostrar que se puede desmantelar la corrupción, si hay decisión de hacerlo”.