Cortan la prestación de servicios por la falta de pago del municipio

Los últimos días de Mónica Fein en el sillón de la Intendencia estarán atravesados por conflictos financieros. Ayer, la Unión Tranviarios Automotor (UTA) encendió el alerta al percibir sólo el 60 por ciento del salario de los choferes de colectivos, mientras que se confirmó que hoy estarán disponibles los haberes de los trabajadores municipales, pero se desdoblará por tercer mes consecutivo el cobro de las horas extras y el aguinaldo; la fecha será el 21. En paralelo, desde la cero hora de ayer la Cámara de Droguerías e Insumos Médicos de Rosario cortó la provisión de material médico. Y desde el lunes pasado se suspendieron los servicios fúnebres gratuitos.

La transición viene compleja. Durante toda la mañana de ayer hubo febriles llamados entre la sede local del gremio de los choferes y los despachos oficiales.

Los colectiveros de las 700 unidades que circulan por las calles rosarinas lograron hacerse del 60 por ciento de sus salarios, pero queda el 40 por ciento restante sin una fecha precisa de cobro.

Sobre esta incertidumbre sobrevoló la amenaza de un paro en el servicio, pero tanto el gremio como el Ejecutivo acordaron un compás de espera hasta la semana que viene.

Al sistema, con variables cambiantes y en ascenso por la inflación, ingresó una cuota que envió el gobierno nacional, de las tres que estaban acordadas.

La segunda cuota podría acreditarse hoy o el lunes. La provincia también desdobló los aportes. Una parte de los fondos ingresaría hoy y el resto la semana próxima. Mientras tanto, el Fondo Compensador del Transporte de carácter municipal intentará cubrir los baches que se están presentando.

«Soy optimista que esto se va a tender a resolver, esta avanzando una resolución, pero si todos cumplen», aportó una calificada fuente oficial que felicitó «la actitud responsable» de la UTA.

El esquema también fue confirmado a este diario por una fuente cercana a un concesionario. «Estamos esperando que entre la plata para terminar de pagar. Según lo que nos dijo la provincia, en principio mañana (por hoy) tendríamos los fondos. De ser así, se podrían pagar los sueldos completos», apuntó el directivo.

El tembladeral se sintió en toda la provincia. Ayer, en un comunicado de prensa, UTA seccional Santa Fe informó que debido al no pago de la totalidad de los haberes correspondientes a noviembre, «se entra en estado de alerta en los sectores de corta y media distancia».

Nuevo estudio de costos

En medio del hermetismo, ayer se filtró otro dato que le aportará información al transporte local. El Ente de la Movilidad citó a sus integrantes para hoy a la mañana a los fines de develar el estudio de costos que debería corresponder a agosto y eventualmente saber si ya están los valores técnicos de octubre. Cabe recordar que el valor arrojado en junio fue de 37,11 pesos, cuando la tarifa actual es de 32,50 pesos.

Hospitales sin insumos

En tanto, según pudo conocer LaCapital, la Cámara de Droguerías e Insumos Médicos de Rosario (Cadim) cortó desde la madrugada de ayer la provisión y entrega de insumos y material médico al sistema público de salud municipal.

Entre las droguerías y la Secretaría de Salud se había acordado un plan de 120 días. En el interín se hicieron compras de emergencia a 30 días de plazo de pago, pero también se registraron inconvenientes. Si bien en los últimos dos años no se registraron problemas en la cadena de pagos, la asfixia produjo la medida de fuerza: desde ayer no se proveen los insumos y medicamentos.

Hasta la semana pasada se venían pagando los saldos completos, pero desde hace varios días hay atraso. En la provincia el panorama tampoco es alentador. Si bien Cadim levantó la medida de suspender la provisión hace 15 días al regularizarse una porción de la deuda de mayo y junio, quedará resolver lo adeudado a partir del 1º de julio pasado.

Y en el caso del cupo que la Municipalidad disponía para ofrecer los servicios fúnebres gratuitos a rosarinos de escasos recursos, éstos se interrumpieron desde el lunes.

arcas vacías. El último mes de 2019 se abrieron varios frentes de conflicto en la Municipalidad, previo al traspaso de mando.