Central Córdoba volvió al triunfo

El Charrúa volvió a ganar y se reencontró con la sonrisa ante su gente. Fue 2-0 ante Excursionistas.

Central Córdoba de Rosario necesitaba reponerse del 5-0 que había padecido en General Rodríguez. Hacer un buen partido en el Gabino Sosa lo necesitaba toda la gente del Azul, y el Charrúa cumplió.

El primer tiempo no tuvo mucha lucidez. Los equipos se medían, sin querer ninguno dejar espacios en el fondo. Recién en el último cuarto de hora, Nerón Iriarte tuvo un poco más de trabajo, pero el que abrió el marcador fue un pelotazo de un hombre propio.

Ya se jugaba el primer minuto de adisión, y el Charrúa iba por izquierda. Bracco jugó para Flamenco, y el juvenil desde el rincón metió un centro. La pelota iba lejos de la delantera, pero Juan Ignacio Semería quiso rechazar. La agarró tan mal, que le salió un chumbazo al ángulo, imposible de creer. Un golazo, pero en contra.

El Charrúa se fue con la tranquilidad del resultado arriba al descanso. A la salida del complemento, ambos arqueros se lucieron para que el marcador siguiera igual. Iriarte y Ojeda se quedaron con pelotas clave de arranque.

Pero llegando a los 20, Central Córdoba atacó por derecha, en una jugada similar a la del primero, pero el que estaba para agarrar el centro era esta vez Gastón Tedesco, quien anticipó y de un puntazo clavó el segundo.

Todavía faltaba bastante, pero el tiempo dio para que el Charrúa se acomodara, aguantara bien y se quedara justamente con un triunfo que vale mucho. No fue un encuentro vistoso, ni mucho menos, pero lo que necesitaba la gente en el Gabino era otra cosa.

El pueblo Charrúa quería ver reacción, quería ver actitud de revertir el mal momento, y eso estuvo. Sin su columna vertebral, venció a un rival complicado. El elenco de Pochettino suma puntos, que es lo que más le urge, y así trabaja mejor.