Boca y River, así se preparan para la Superfinal

Boca comenzó la semana de trabajo con vistas a la Superfinal del sábado ante River y Guillermo Barros Schelotto preparó una práctica atípica en la que rotaron muchos jugadores. Solo seis se mantuvieron fijos en sus puestos, y esos serían los que tienen un lugar asegurado en el Monumental.

Esteban Andrada, Carlos Izquierdoz, Lisandro Magallán, Lucas Olaza, Wilmar Barrios y Nahitan Nández son las fijas. El resto está en duda. El equipo sería confirmado el viernes en los ejercicios de pelota parada previos al encuentro.

Julio Buffarini y Leonardo Jara rotaron en el lateral derecho. Pablo Pérez, quien la semana pasada no se pudo entrenar con normalidad por una molestia en el talón, cambió con Fernando Gago y Agustín Almendra. En este caso, todo indica que el capitán seguirá entre los once.

El ataque es una verdadera incógnita. Ni siquiera Ramón Ábila tiene su lugar asegurado. El DT probó con Wanchope, Sebastián Villa y Darío Benedetto; luego con Villa, Wanchope y Cardona; también con Benedetto, Carlos Tevez y Mauro Zárate.

Se viven horas de definiciones en River en torno a la recuperación de Ignacio Scocco, afectado desde principios de mes por una lesión en el gemelo derecho que ya lo privó de la ida ante Boca por la final de la Copa Libertadores.

Cuando se esperaba que el delantero pudiera entrenarse normalmente en horas de la tarde, su rutina varió y volvió a mostrarse lejos del alta médica en el inicio de la semana previa a la revancha.

El atacante santafesino arrancó la práctica junto a sus compañeros para la entrada en calor pero más tarde fue apartado para trabajar junto a uno de los kinesiólogos.

A un costado, realizó trabajos físicos especiales con varillas, conos y una pelota, intensificando las cargas respecto a las jornadas anteriores, mientras sus compañeros desarrollaban tareas físicas y futbolísticas más exigentes.

La buena noticia llegó luego, cuando el delantero confirmó no haber sentido molestias. Por eso, se espera que pueda volver a entrenarse normalmente y a la par del plantel. De ocurrir esto, crecen notablemente sus chances de ser uno de los que esté disponible en el Monumental.