Balearon un colectivo porque se negó a frenar por actitud sospechosa

Un chofer de la línea 103 negra del transporte de pasajeros denunció que la unidad que manejaba el pasado martes a la noche fue atacada a balazos cuando evitó detenerse ante un grupo de personas en actitud sospechosa.

El conductor de la línea de la empresa Rosario Bus indicó que salió en su habitual recorrido desde el cementerio de Villa Gobernador Gálvez, cerca de las 11.20 de la noche.

Relató que partió con todas las luces internas del coche apagadas pero a las pocas cuadras tuvo que prenderlas porque una pasajera le hizo señas para subir.

El chofer dijo que al llegar a calle San Nicolás de Villa Gobernador Gálvez le hicieron seña dos sujetos pero detrás de una casilla de luz había otras cuatro o cinco personas.

El conductor decidió no parar al sospechar una situación de riesgo. “Uno de ellos me sigue corriendo, apunta con el arma y tira”, contó el chofer de la línea 103.

En su relato añadió que pudo salvarse porque se agachó. “No me pegó en la cabeza de casualidad. Si me quedaba en la posición de manejo me pegaba en la espalda o la cabeza”, aseguró el conductor y sostuvo que en las imágenes se puden ver los impactos de bala en la unidad del transporte.