Atlético Tucumán le ganó a Banfield sobre el final

La va a tener difícil de verdad. Mientras los de abajo suman, el Taladro se cae. Y lo hace a pedazos.

Este sábado volvió a perder de local. Fue 1-2 ante Atlético Tucumán, un rival irregular que consiguió en el Florencio Sola lo que todavía no había podido en ningún otro estadio que no fuera el Monumental José Fierro. Monzón, con un bombazo de tiro libre, le dio la victoria a un minuto del final y dejó a Banfield la soga al cuello: si Patronato y Central ganan sus partidos quedará en zona de descenso.

Ya de entrada se le había presentado difícil al equipo de Falcioni. El gol tempranero de Leandro Díaz hizo que Atlético se replegara y le dejara toda la responsabilidad en sus manos. Y en Banfield cuesta que se inspiren. Depende de alguna genialidad de Urzi, el mejor casi siempre en soledad. Pero llegar así al gol se le hace súper complicado, tanto que apenas lleva seis en el campeonato. Menos de uno por partido.

La genialidad de Urzi no apareció pero Marcelo Ortiz le dio un ayudín para que Banfield alcanzara parcialmente el empate. En el intento por evitar el centro, la pelota se desvió en su pierna y fue a parar adentro del arco. Gol en contra y 1-1.

En la situación en la que se encuentra, a Banfield de poco le servía el empate. Pero menos le sirve la derrota que se gestó a partir de una mano de Lollo en la puerta del área, que además de la segunda amarilla le valió el tiro libre que Monzón convirtió en victoria para los tucumanos. Así es difícil…