Un asteroide pasó casi inadvertido entre la Tierra y la Luna

Un asteroide del tamaño de una cancha de fútbol, capaz de destruir varias ciudades, pasó muy cerca de la Tierra y fue casi inadvertido por la comunidad científica, que se mostró consternada por la aparición del fenómeno.

Bautizado como “2019 OK”, el cuerpo celeste tiene un diámetro de entre 57 y 130 metros y pasó a 73.000 kilómetros entre la Tierra y la Luna. Según informó la NASA, los astrónomos lo detectaron sólo dos horas antes de su trayectoria por nuestro planeta.

En caso de chocar con la Tierra, habría provocado un efecto similar a una explosión nuclear, según Duffy, incluso cientos de veces más potente a la que provocó la bomba de Hiroshima durante la II Guerra Mundial. El asteroide pasó a una velocidad de 24,5 kilómetros por segundo (88.500 kilómetros por hora).

La NASA informó que el fenómeno fue detectado por los astrónomos brasileños del observatorio Sonear, que indicaron que podía ser visible con binoculares. Según el portal ScienceAlert la llegada del asteroide “no debió sorprender a nadie”, ya que existían pronósticos sobre la llegada de al menos 3 cuerpos similares para esta semana.

«Pensé que todo el mundo estaba preocupado por algo que sabíamos que se avecinaba», expresó Duffy, quien además explicó que el «2019 OK» pertenece a un grupo de rocas espaciales a la que la comunidad astrónoma llama «destructor de ciudades”, por lo que, en caso de chocar contra la Tierra, el efecto hubiese sido devastador.