Asesinan con un tiro en la cabeza a un chico de 15 años

El blanco fue un adolescente de 15 años que recibió un disparo en el cráneo tras un ataque en Pizzurno al 1900, una franja pobre de la zona noroeste de la ciudad conocida como El Churrasco. Por éste hecho fue detenido un hombre de 32 años bajo la sospecha de integrar el grupo desde el cual partió el disparo homicida. Otro posible autor estaría identificado pero permanece prófugo. Y un menor de edad fue demorado pero luego liberado.

Cuando bajó el sol del jueves y bajo esa oscuridad llegó al lugar un Citroën C3 color gris que estacionó en Oriente y Superí, a metros de una plazoleta. Del vehículo bajaron tres hombres y caminaron una cuadra hasta tener en la mira una vivienda de Pizzurno al 1900.

En la puerta de la casa estaba Mauro Nicolás Barrionuevo, de 15 años, acompañado de un amigo. Los asesinos no dudaron y sin mediar advertencia alguna escupieron una ráfaga de proyectiles contra el pibe. Uno de los tiros impactó en el cráneo del adolescente, que se desplomó gravemente herido. Mientras los familiares lo auxiliaban con desesperación, su padre salió a la calle y junto a un amigo comenzó una persecución feroz contra los agresores.

Mauro, en tanto, ingresó al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez con una grave herida de arma de fuego en el cráneo con orificio de entrada y salida con severos daños que le provocaron la muerte cerebral. Sobre las 15.30 de ayer, desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA) se informó su fallecimiento.