Arsenal es de Primera

El fútbol siempre da revancha y Arsenal lo sabe. El 1° de abril de 2018, el equipo de Sergio Rondina empató 2-2 ante Chacarita y le tocó perder la categoría luego de 16 años en Primera. Y ahora, un año después, en el mismo mes y con idéntico DT, todo Sarandí está de fiesta. En un desempate no apto para cardíacos, el Arse le ganó 1-0 a Sarmiento de Junín, se consagró campeón de la B Nacional y logró el único ascenso directo a la Superliga.

Los equipos jugaron el partido como si fuera la final del Mundial y hasta salieron a la cancha con el himno de la FIFA. De arranque, la primera fue de Sarmiento y Fabio Pereyra casi la mete en contra tras un remate de Nicolás Castro. Pero a los 17′ llegó el grito del ascenso : Lucas Landa bajó a Leandro Garate dentro del área, Pitana cobró penal y el delantero cambió penal por gol.

Desde ese momento, con muchas ganas y amor propio, Sarmiento equilibró la balanza y tuvo muchas chances claras de llegar al empate. Encima, el ingreso de Sergio Quiroga les dio más frescura a los de Iván Delfino. Así, Leys sacó una volea que se fue desviada, Miracco se lo perdió tras una floja salida de Gagliardo, Quiroga exigió al arquero con un potente remate y Garnier se lo perdió de cabeza.

En el segundo tiempo, Arsenal se dedicó a manejar la pelota y el Verde de Junín, en un encuentro friccionado y con mucha pierna fuerte, volvió a coquetear con el 1-1 : Gagliardo salió lejos, Orisini anticipó y Torrent salvó el gol en el área chica. Y sobre el final, cuando los nervios estaban a flor de piel, apareció la suerte del campeón : Penco, solito en el área chica, se perdió un gol increíble que sentenció a Sarmiento a jugar el Reducido.¡Los hinchas de Sarmiento no lo podían creer!

Sin nombres rutilantes y con mucho esfuerzo durante toda la temporada, el Huevo Rondina se sacó la espina del descenso, gritó campeón y el Arse volverá a jugar en Primera en la próxima temporada.