Alfaro: «Vamos a poner el pecho para que a Nández lo busque Juventus, no Cagliari»

El entrenador de Boca, Gustavo Alfaro, manifestó que el “mejor refuerzo” en este mercado de pases es que el uruguayo Nahitan Nández “se quede” en la Argentina y no sea transferido al fútbol europeo.

“Si se da, se da, sino Nández me repitió que es el tipo más feliz del mundo en Boca. Yo le dije que íbamos a poner el pecho para que lo venga a buscar la Juventus, no el Cagliari. Al presidente (Angelici) le dije que no hay mejor refuerzo que se quede Nández», declaró Alfaro, en conferencia de prensa, sobre quien no tiene garantizado viajar a Rosario por una inflamación en el dedo gordo de su pie izquierdo, producto de un pisotón que recibió en la práctica del jueves.

Alfaro también se refirió a la posible partida del lateral izquierdo Emmanuel Más, pretendido “por el mercado local y el del exterior”, según reveló el DT.

“Le dije al presidente que si el jugador se va, tenemos que reemplazarlo. Quiero que (Emmanuel) Mas defina su situación personal para saber con quiénes contamos antes del 31 de enero”, expresó.

El plazo tope explicitado por el técnico tiene lógica consonancia con el hecho de que el jueves próximo culmina la posibilidad de incorporaciones en la mayoría de las Ligas europeas.

En un principio, la opción más fiable consistiría en el hecho de que Lucas Olaza, a préstamo de Talleres hasta junio venidero, sea cedido a una entidad del exterior, siempre y cuando Boca adquiera una parte del pase.

«Nos interesa que Olaza siga ligado a Boca. Vamos a definir estas cuestiones reglamentarias y ver dónde nos duele menos perder ese jugador extranjero. Es mas cuantitativo que cualitativo, tenemos muchos jugadores en ese puesto. Hasta Junior Alonso podría jugar en ese puesto y no tengo eso en otros», reconoció.

De esta manera, Boca se quedaría con Junior Alonso, Frank Fabra, Wilmar Barrios, Nández, Jorman Campuzano y Sebastián Villa. Seis en el plantel, de los cuales uno se tendría que quedar afuera de la planilla de cada partido.

«Se mencionó que a Barrios un equipo inglés le pagaba la cláusula. Fue un mercado complejo, porque había muchas cosas que se decían, o posibilidades que traían representantes, no hubo negociaciones directas de clubes», detalló.

¿Y Fabra? «No tiene el alta para volver a jugar. Hay que ver qué tiempo demanda su recuperación. Hasta ese momento, no tengo ocupado el cupo. Si tengo un tema que el cierre del libro de pases es el 31. Si doy de alta a Fabra debo rescindir a un extranjero».