Alertan que en el año ya cerraron unos 500 kioscos en la ciudad

El tesorero de la Cámara de Kiosqueros de Rosario, Norberto Bergero, advirtió que en lo que va del año cerraron unos 500 locales del rubro en la ciudad. Si bien dijo que paralelamente abrieron unos 350, se trata en su mayoría de personas despedidas de sus trabajos que decidieron invertir su indemnización.

«Hay kioscos que tienen que cerrar porque ya los pueden mantener. En lo que va del año han cerrado alrededor de 500 kioscos y se abren 350, porque la gente que se queda sin trabajo se encuentra con algunos pesitos y la salida más rápida es abrir un kiosco en la ventana de la casa para sostener el grupo familiar. Pero eso es pan para hoy y hambre para mañana», describió Bergero.