Afirman que hay menos colectivos que un año atrás

Un nuevo informe del Observatorio Social del Transporte analizó el actual reparto de líneas a partir de la vigencia del nuevo pliego, además de comparar la grilla de servicios (frecuencia) de este verano con el de 2018, así como el impacto del aumento de la tarifa, cuantioso a lo del último año, en la cantidad de usuarios de la red urbana.

Según explicó el concejal Eduardo Toniolli (PJ), titular del Observatorio, la distribución de las líneas, con la incorporación de la empresa El Cacique a partir de la aplicación del nuevo pliego (contrato) del sistema de transporte, arrojó “una serie de irregularidades”.

“Lejos de establecer un reparto fiel a lo que establece el pliego, el municipio ha repartido líneas discrecionalmente en favor de las 2 empresas privadas (Rosario Bus y El Cacique) que prestan servicio. Las empresa estatal (Movi) absorbió la mayoría de las líneas menos rentables, rondas, enlaces y otras, parangonables con lineas barriales”, detalló Toniolli.

Desde el municipio adujeron que se trata de una “etapa de transición”, teniendo en cuenta que el nuevo sistema entró en vigencia hacia fines del año pasado, luego de dudas respecto a si finalmente se podría aplicar o no por la llegada de la empresa mendocina El Cacique. Esta transición duraría en principio hasta el segundo semestre de este año.

“No hay ninguna herramienta legal que lo defina en el pliego. Queremos saber de qué manera justifica el municipio esto, porque perjudica al Estado municipal, se queda con las líneas que menos rinden”, agregó el edil justicialista.