Acuerdo histórico de asociación estratégica entre Mercosur y la Unión Europea 

A partir de su entrada en vigencia, la Argentina pasará a tener una red de acuerdos comerciales que cubren más del 30% del PBI mundial. Las PyMEs argentinas podrán acceder a un mercado de 500 millones de personas. Entre los beneficios del tratado se destaca la mejora en el acceso de productos y servicios argentinos al mercado europeo y genera calidad institucional, reglas claras, transparencia y previsibilidad frente al mundo.

El Mercosur logró hoy concluir las negociaciones para la firma de un Acuerdo de Asociación Estratégica con la Unión Europea, el más amplio y ambicioso alcanzado por ambos bloques en toda su historia. Así culmina un proceso negociador que se extendió durante más de 20 años y que cobró un renovado impulso desde 2016.

El texto consensuado por ambas partes asegura los principales objetivos trazados por los países del Mercosur ya que mejora las condiciones de acceso en bienes y servicios a un mercado de 500 millones de habitantes con un PBI per cápita promedio de USD 34.000.

Por su capacidad para transformar la economía nacional y diversificar la matriz productiva, el acuerdo trasciende los fines meramente comerciales y marca un antes y un después en la integración internacional de la Argentina. El tratado es, además, el resultado de un esfuerzo de diálogo, coordinación y entendimiento tanto entre los países miembros del Mercosur como entre sus gobiernos y el sector privado. Por sus características, no solamente fortalece internamente al Mercosur sino que consolida y amplía el horizonte de su agenda futura de inserción internacional.

El ministro Faurie sostuvo, «Mercosur – UE es mucho más que un acuerdo comercial: es un avance estratégico en el posicionamiento argentino en la escena internacional que refuerza la agenda comercial de nuestro país y nuestro bloque. Se trata de un verdadero hito para nuestra política exterior y para la inserción internacional de la Argentina porque el crecimiento y desarrollo inclusivo no se pueden lograr en soledad sino con más y mejor comercio internacional basado en reglas».

La UE es el primer inversor global, con un stock de inversiones supera el 30% del total mundial. Importa el 15% del total de las compras mundiales de bienes y servicios y representa más del 20% del producto de la economía internacional. El acuerdo crea un mercado de bienes y servicios de 800 millones de consumidores, que accederán a una oferta más diversa y de mayor calidad de productos a precios más competitivos.

Entre los principales ejes del acuerdo se destacan los siguientes logros para el Mercosur:

  • Mayor calidad institucional: Establece un vínculo político, cultural y económico estratégico y permanente con la UE, con entorno económico, normativo e institucional moderno; presenta una normativa conjunta transparente y consensuada que reduce la posible discrecionalidad, como también un sistema de consultas y resolución de controversias; garantiza asimismo una mayor participación de la sociedad civil, volviendo más participativa la política comercial.
  • Promueve el desarrollo económico: Mejora las condiciones de acceso a bienes, servicios e inversiones, reduce y elimina restricciones, simplifica procedimientos de operatoria comercial (certificación de origen, despacho, inspecciones, etc.); aumenta la competitividad y la productividad a partir de la facilitación del acceso a tecnología, insumos y bienes intermedios necesarios para producir bienes de valor agregado (estos representan el 80% del total de nuestras importaciones desde la UE).
  • Favorece la integración regional: Consolida el Mercosur a partir de reafirmar el proceso de integración y los compromisos asumidos en materia de circulación, armonización normativa y simplificación de procedimientos, entre otros.
  • Beneficios para PyMES: Contempla beneficios específicos para las PyMEs a partir de programas que facilitan su integración en cadenas de globales de valor, asistencia técnica, participación en compras gubernamentales, asistencia financiera, entre otros.
  • -Atracción de inversiones: Facilita el incremento de la inversión extranjera (IED) al otorgar certidumbre y estabilidad a los inversionistas. Hasta 2015, la Argentina solo participó del 2% de las inversiones extranjeras directas de la UE, mientras que países similares que firmaron acuerdos con el bloque europeo incrementaron significativamente la captación de IED.
  • Contempla los diferentes niveles de desarrollo y el estadio en el proceso de integración: El acuerdo se implementará en forma gradual en tiempos que garantizan un proceso de adecuación de la economía argentina a la competencia internacional. El Mercosur Se logró plazos de desgravación extendidos en el tiempo con períodos de 10 y hasta 15 años para su aplicación, mientras que la UE aceptó plazos de desgravación sustantivamente más breves, situación sin precedentes en otras negociaciones del bloque (más del 85% de las importaciones provenientes del Mercosur tendrán una eliminación de aranceles en forma inmediata).