Absolvieron a todos los acusados por la muerte de Paula Perassi

Por unanimidad los jueces resolvieron este mediodía absolver a los nueve imputados por la desaparición y muerte de Paula Perassi, la mujer de San Lorenzo que se la vio la última vez con vida el 18 de septiembre de 2011.

En la Sala 7 del Centro de Justica Penal la jueza Griselda Strólogo leyó la sentencia que resolvió la absolución de los nueves acusados.

Los cuatro civiles Gabriel Strumia, su esposa Roxana Michl, su empleado Antonio Díaz y la partera Mirta Rusñisky; los tres efectivos policiales Gabriel Godoy, Aldo Gómez y María Galtelli; y los dos altos jefes de esa fuerza Jorge Krenz y el ex jefe de la Agrupación Cuerpos, Adolfo Daniel Puyol; recuperarán hoy su libertad.

“Habiendo tomado contacto directo con la actividad probatoria, estamos en condiciones de decir que a lo largo de las audiencias que el Estado no logró probar con la certeza necesaria en esta etapa que las personas acusadas son culpables de los delitos que se les atribuyen”, dijo la jueza.

Los delitos por los que fueron absueltos son privación ilegítima de la libertad agravada, aborto sin consentimiento seguido de muerte, falsedad ideológica de instrumento público y encubrimiento agravado. Cada uno de los imputados llegaron al juicio en distintas situaciones: los civiles tras las rejas y los policías, bajo prisión domiciliaria. Durante el juicio todos se declararon inocentes.

La última vez que Paula Perassi fue vista con vida fue el 18 de septiembre de 2011 cuando a la noche estaba en su casa, recibió una llamada, y salió de su casa. Ella le dijo a su concubino que salía a buscar unas cosas para la escuela de su hija. Nunca más volvió.

El debate se inició el 21 de marzo en el Centro de Justicia Penal donde se realizaron 18 jornadas extensas de audiencias. La semana pasada hubo tres jornadas donde Fiscalía, querella y defensas técnicas dieron sus alegatos de clausura en el juicio.

Cada día encontró a Alberto y Alicia, los papás de Paula, con sus carteles reclamando justicia en las puertas del recinto donde se realizó el juicio. No importó que hubiera inclemencias climáticas, ellos estuvieron allí y acompañados por agrupaciones feministas, organizaciones sociales y vecinos que les hicieron el aguante.
Hoy, antes de conocer el veredicto, Alberto Perassi admitió que se sintió desilusionado durante todo el juicio “porque ninguno de los acusados habló, desde el primer día mantuvieron el pacto de silencio y no pudimos saber qué pasó con Paula”.